“LAS ÚLTIMAS NOTICIAS” Y EL MACHA DE CHICO TRUJILLO (I PARTE)


Esta entrada pensaba publicarla en abril, cuando recién había ocurrido en Chile el entonces cacareado Lollapalooza y Las Últimas Noticias, al igual que el resto de la prensa capitalina, se había rendido a los pies de Chico Trujillo por su presentación en dicho festival, mezcla rara entre una suerte de “descubrimiento” y subida al carro de la victoria. Por vueltas del destino, no pude escribirla en ese momento y sí puedo hacerlo ahora, cuando el paso de los meses me ha permitido mirar en cierta perspectiva lo que ya observaba desde el verano en relación a LUN y su amor por el Macha y la dirección que tomaban los hechos.

Lo cierto es que el lunes 04 de abril LUN le dedicó su portada a Chico Trujillo, convirtiéndose quizás en el símbolo más claro de la fama alcanzada por la banda de Villa Alemana para entonces. Ganarse una portada en LUN no es cualquier cosa en el Chile actual. Ahora, lo mejor es que no era la primera. Antes, en pleno flirteo de la banda con Chilevisión para ir o no al Festival de Viña 2011, el pasquín farandulero ya le había dedicado una portada a todo color. Es del 02 de enero de 2011.

El Macha al fin llegaba a la portada de LUN. A varios nos impactó despertar de la resaca de año nuevo con tan insólita jugada (por muchos jamás imaginada), pero en realidad era de lo más esperable y previsible del mundo farandulero nuestro. Los medios hace ya un buen tiempo venían tratando de “explicar” qué es lo que estaba pasando con esta “Nueva cumbia chilena” (Chilevisión y TVN, por ejemplo, emitieron mucho antes sus fundacionales reportajes sobre el movimiento) y las radios más populares (Corazón, Carolina) todo el 2010 se lo pasaron programando “La medallita”, “La escoba” y “Guararé”. La portada en LUN era cosa de días. Más si Américo, La Noche y Leo Rey, cumbieron que habían logrado portada en LUN durante el 2009 y el 2010, ya no provocaban el impacto de ayer o tendían a asociarse (ya y tal como estaba escrito) a una farandula de medio pelo, después de haber sido cooptados, expuestos, potenciados, absorvidos por los espacios televisivos más prestigiados (entiéndase, Buenos Días a Todos, Animal Nocturno, Festival de Viña del Mar, por nombrar algunos…).

Este era el momento de hacer lo mismo con Chico Trujillo. La televisión no lo pudo hacer del todo (la banda no se dejaba ver en sus programas, pero los teams juveniles si se desviven bailando “Loca”), pero LUN sí podía lograrlo. Y en este punto, hay que mirar un poco cuál es la importancia de la línea editorial (esto es, ideológica) de Las Últimas Noticias. ¿Para qué existe este pasquín? En mi criterio para el logro de cinco objetivos:

a) Editorializar: difunde de manera masiva (y no evidente) una lectura conservadora sobre ciertos eventos culturales (LUN no tiene una sección llamada “Editorial”, pero editorializa en sus portada). Un ejemplo claro de esto es su portada del 10 de mayo, cuando titula “Hidrocuática” a propósito de la primera marcha contra la aprobación de Hidroaysén.

b) Distraer: desvía el foco de atención hacia cualquier situación de nula importancia, cuando algo cultural o socialmente relevante ha ocurrido y no representa los valores de la oficialidad del poder. El 30 de junio, por ejemplo, ocurrieron en el país las mayores marchas jamás ocurridas desde la dictadura, con al menos 400 mil personas en las calles. Al otro día, la portada gloriosa y memorable de LUN fue:

c) Consolidar como permanentemente relevante lo permanentemente irrelevante o coyunturalmente noticioso: probablemente su función más habitual, más ordinaria. Cualquier portada dedicada a Colocolito, de Alexis Sánchez o de Pato Laguna van normalmente en esa dirección, en posicionar en la conversación masiva, en la sensación de importancia social, el fútbol, la farándula e, ideal, el matrimonio de ambos como LOS temas dignos de conversar.

Portada del 29 de junio de 2011

d) Humanizar a la clase alta y dirigente: como en el fondo LUN es un medio reaccionario que busca tener alcance y llegada en la clase media, no suele poner en portada gente ligada a los sectores más de derecha y/o más acomodados. Pero a veces lo hace con el objetivo de que esa clase media empatice de alguna u otra manera con ese político o con ese personaje. Lo que entiendo es que LUN busca humanizar a los cuicos, posicionar en el imaginario social que ellos tienen problemas como cualquier hijo de vecino, que son uno más. La portada de hace unos días atrás del flamante nuevo Ministro de Economía, don Pablo Longueira, no buscaba comentar sus medidas en relación al retail, sino que se basaba en esta dirección humanizante:

Portada del viernes 29 de julio de 2011

Aunque me impactó más la portada que mostraba a una Soledad Onetto desempleada y ¡pituteando!:

Portada del 06 de mayo de 2011

e) Visar fenómenos populares: No cualquier fenómeno popular (acepciones 3 y 4 especialmente) será portada de LUN porque no cualquier fenómeno popular es digno de que sea reconocido y valorado por la clase media, validado a su vez por la clase alta. En general, las portadas cumbieras de LUN plasman este tipo de recorrido: generan la sensación de que tal fenómeno popular es aceptado por la oficialidad (de seguro la portada es apoyada y reafirmada con la aparición del mismo personaje o hecho en algún programa “serio” de farándula) y entonces los grupos medios pueden reconocerse en ellos. Como LUN es un mecanismo de marcación de lo relevante, lo que hace en estos casos es apropiarse de fenómenos que bien podrían ser estigmatizados y darle visa para que pasen a la categoría de “relevantes”. En este sentido, LUN certifica que tal fenómeno tiene cabida social, le da el visto bueno e intentan generar una cooptación del mismo. Las portadas ofrecidas al Macha y a Chico Trujillo van, es mi teoría, exactamente en esa dirección. Validar y apropiarse (para neutralizarlo o controlarlo, seguramente) de esta cumbia tan “enigmática”, como ellos mismos confiesan en la portada de enero.

Veamos, entonces, en la siguiente entrada, cómo es que se ha venido concretando este intento de LUN de entrar y explicar el mundo generado por y en torno a Chico Trujillo. Un pololeo desde la prensa conservadora digno de analizarse.