TWEET-SOUNDS! LOS HITS “SOUND” DE LOS TWITTEROS


Lunes 21 de mayo en Chile. Feriado. Día en que el Presidente de la República entrega su cuenta pública a la Nación. A eso de las 6 de la tarde, uno de los tópicos principales en el twitter nacional era el hashtag #Clásicosdelrock. De pronto, alguien propone una arremetida cumbiera: #ClásicosdelSound, y la espumita comienza a subir. Por minutos, incluso, se convierte en uno de los tópicos principales, aunque la fuerza no le duró mucho. Pero ahí estuvo, dando la batalla. 6 horas de opiniones y retwitteos que brindaron el siguiente canon-sound:

 

La canción reina chica-sound

“Furia loca”, el cover grabado por La Gran Magia Tropical en 1999 (original del grupo argentino Siete Lunas “Chica cósmica”) arrasó con las preferencias de los twitteros-sound.

 

El playlist-sound de los twitteros

En orden descendiente, las 20 canciones más mencionadas fueron:

1) La Gran Magia Tropical – Furia loca

2) Hechizo – La temporera

3) Ráfaga – La luna y tú

4) Hechizo – Romance ilegal

5) Red – Amor adolescente

6) Red – No podré olvidarte

7) Amerika’n Sound – Haciendo el amor

8) Hechizo – Mi mejor canción de amor

9) Organización X – Mozo, una cerveza

10) La Rosa – Si fuera él

11) Alegría – Mujeres y cerveza

12) Míster Gato – Soltero

13) Hechizo – La temporera

14) Garras de amor – Gotitas de lluvia

15) Gilda – Me asusta pero me gusta

16) Gilda – Fuiste

17) Laureano y Los Krayones – El kioskito

18) Amerika’n Sound – Una copita más

19) Adrián y Los Dados Negros – Chica vacilona

20) Amar Azul – El polvito del amor

 

Total de canciones-sound vaciladas: 96

ver lista completa de canciones mencionadas

 

Grupos-sound que la llevaron con hits nombrados:

1) Hechizo, Amerika’n Sound y Amar Azul, con 8 canciones

2)Adrián y Los Dados Negros, con 6 canciones

3) La Gran Magia Tropical, con 5 canciones

 

Total de grupos-sound vacilados: 33

 

La memoria-sound

#ClásicosdelSound… ¡Qué buen ejercicio para explorar cómo se ha ido instalando un repertorio de algo que popularmente se recuerda como sound! Es cierto: es twitter, con todo el sesgo que eso implica. Y era la noche de un día feriado. No hay rigor metodológico ni teórico. Simplemente era gente que respondía abiertamente, sin delimitaciones previas, sin rollos estilísticos, qué consideraban un clásico del sound. Existe una suerte de discusión en algunos círculos si todo lo que se conoció como sound en Santiago forma parte del verdadero sound (ya habrá tiempo para referirnos a eso), o si tal o cual grupo entra o no en dicha categoría. Ya sabemos, las etiquetas tienen un uso estricto en la academia, pero son un espacio de encuentro y de negociación cooperativa en el espacio público de las escuchas y las vivencias. Las cumbias se consuman en quienes las bailan, las difunden, las oyen una y otra vez.

Como se ve, hubo una gran coincidencia en muchas de las canciones y agrupaciones mencionadas como sound; otras aparecieron de manera más esporádica (se nombra desde Agua Marina hasta La Noche). Esas respuestas, esos retwitteos, fueron conformando una suerte de memoria-sound, de canon-sound. Es un juicio popular. Es un juicio, insisto, desde la escucha y la vivencia.

Una aspecto interesante de las menciones-sound es que pal público twittero  el sound estuvo conformado tanto por bandas chilenas como argentinas. En otras palabras, para ellos sound fue aquella cumbia que sonó desde principios de los 90 (Adrián y Los Dados Negros, Fantasía, Gilda), que proyecta sus raíces hasta los actuales La Noche y Proyecto Power y que tuvo su máxima expresión a fines de los noventa, sin distinguir su país de procedencia. Technocumbia nortina, agrupaciones santiagunas y bailanta argentina conforman, para ese imaginario, un solo movimiento cumbiero, una estética común y un espacio-tiempo de escucha unitario. Y eso resulta muy interesante en contraste con las delimitaciones que se han intentado demarcar desde la vivencia académica.

Desde mi perspectiva, mucha gente reconoce tanto en Amerika’n Sound como en Ráfaga una misma pará, un mismo intento modernizante de la cumbia (tecnológica y juvenil, en contraste con la cumbia de sonora), una misma ampliación en el lenguaje (nuevas expresiones y nuevas temáticas), y una valoración común de la vida, del amor, del sexo, de la juerga y de la cumbia. Se siente ahí una unidad, más allá de que en la estructura musical haya diferencias, en los estilos instrumentales y en los orígenes nacionales o en las influencias históricas.

Las cumbias son del pueblo, también de los twitteros. Y el sound constituyó un momento especialísimo en la historia de las cumbias en Chile, por toda las renovaciones que implicó. Por eso está en la memoria viva, incluso en un espacio como twitter. Por eso persiste en el tiempo. Por eso muchos seguimos vibrando ante el sonido de sus sintetizadores y sus pasos malabaristas. ¡Larga vida a lo que cada uno recuerda como sound!